La autora

Matilde Córdoba. Periodista
Matilde Córdoba. Periodista

Nací mientras Nicaragua vivía una revolución en un lluvioso octubre de 1984, justo el día que se conmemora la muerte del Che Guevara. Crecí escuchando música revolucionaria y una de mis canciones de cuna fue el Himno de la Cruzada Nacional de Alfabetización (“Avancemos, brigadistas, guerrilleros de la alfabetización…”).

Salí del vientre de una mujer de 29 años que entonces tenía tres hijos, era secretaria titulada, estudió unos años farmacia y luego se convirtió en abogada. Soy hija de más de una mamá: tengo dos. Una de ellas, la bondad personificada, es la que no me parió. Mi otra madre es el coraje convertido en mujer flaca y risueña. No tuve un papá pero si dos tíos y un hermano que dormía en un colchón al lado de mi cama cuando el asma me impedía respirar. No tengo hijos pero sí un cachipil de sobrinos gritones, talentosos y con mucho carácter.

Soy de León y estoy orgullosa hasta del calor que allí se siente. Desde pequeña visité bibliotecas, escuché los poemas de Darío y con atención me aprendí las leyendas de la Carreta Nagua, de La Llorona y de la Toma tu teta.

Siempre he observado más de lo que he hablado y desde el preescolar me peleé con los deportes. Un día, influenciada por las erupciones del Cerro Negro, pensé en ser vulcanóloga. Desistí de semejante insensatez muchos años después, cuando nació el último hijo de este volcán y se registraron muchos, pero muchos sismos. Huyendo de la física, de la química y de la matemática, pensé en ser historiadora, socióloga, abogada o periodista. Decidí ser lo último —por eso entré a la Universidad Centroamericana (UCA)— pero no he desistido de ser todo lo anterior.

En el último año de la carrera llegué a El Nuevo Diario. Entonces —abril de 2006— Nicaragua vivía un ambiente electoral. Entré a la Sección Política con el típico entusiasmo de las novatas. De noche perseguía a Daniel Ortega, de día a los políticos opositores y un año después fui contratada aunque para entonces aún no tenía una computadora para mi sola.

Un día me aburrí de mis notas simplonas y decidí plasmar los detalles en los que me distraía mientras los políticos prometían el cielo en la tierra, y así fue como empecé a escribir, entre otros, textos como este: el tour que hicieron en Managua Hugo Chávez y Daniel Ortega.

Durante cuatro años tuve asignada la Presidencia como fuente. En algún momento descubrí que me había aprendido los discursos de Daniel Ortega. Sabía qué seguía después que él mencionaba al “imperialismo salvaje del que hablaba Su Santidad Juan Pablo II”… y me preocupé.

Entrevisté a muchos políticos del país, a tantos que ahora no logro ubicar un Google todas las entrevistas que realicé y que entonces se publicaban en la segunda página, en la edición del domingo.  Una de ellas es esta, a Jaime Wheelock, la última que ha dado en los últimos siete años.

Tras seis años metida en temas políticos, empecé a tratar temas sobre inseguridad ciudadana y violencia contra las mujeres. Así he sido testigo y relatora de  muchas historias. Por eso he escrito textos como este  y este.

Con una serie de reportajes que aborda la violencia desde distintos ámbitos —contra las mujeres, la comunidad LGBTI y los huérfanos víctimas de los femicidios— obtuve el primer lugar de la categoría Actualidad del premio Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en su décima edición.

He escrito para Cosecha Roja, la Red de Periodistas Judiciales de Latinoamérica, soy colaboradora de la revista mexicana Proceso y en un futuro cercano quisiera ser una buena jardinera.

Anuncios

7 comentarios en “La autora

  1. Interesante narracion sobre tu vida tu familia, tus anhelos, creo que si puedes pero supongo que de tus dos mamas recivistes ejemplos que te impulsaran a quien eres, y tu cancion de cuna avanzemos brigaditas definieron de alguna manera la direccion de tu vida te felicito

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente.. me encanta, no podrías ser mas realista… es por ello que me siento intrigada cada día por saber que vas a escribir.. te admiro mona..

    Me gusta

  3. No te conozco y te juro q es primera vez q leo tu nombre y algo de tu blogg. Sencillamente me he quedado sorprendido con tus líneas escritas. Son tan claras, precisas y contagiosas q voy a procurar buscarte siempre para leerte.
    Éxitos girl.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s