“La palabra feminismo se empezó a usar hace poco más de 100 años en Nicaragua”

VICTORIA GONZÁLEZ
Victoria González Rivera-Media cuartilla

Por Matilde Córdoba

¿Quiénes fueron esas primeras mujeres que empezaron a hablar de feminismo en Nicaragua? La historiadora Victoria González Rivera se remonta a inicios de 1900 para contestar esta pregunta.

González Rivera es autora de “Before the Revolution, women’s Rights and Right-Wing politics in Nicaragua 1821-1979”, que aborda los inicios del feminismo en el país y actualmente elabora una investigación sobre los últimos años de la diversidad sexual en Nicaragua.

¿Quiénes fueron las primeras feministas en Nicaragua y qué demandaban?

La palabra feminismo se empieza a usar hace poco más de 100 años en Nicaragua.Yo encontré que ya para 1905 se usaba, pero tiene orígenes todavía anteriores. En el caso de Nicaragua, al igual que en el resto de América, esta lucha de las mujeres está ligada a los procesos de independencia.

Cuando los hombres dicen: somos libres o queremos ser libres, pues se dan cuenta las mujeres, y los hombres también, que es muy hipócrita el tener derechos y negárselos a las mujeres.

Ese discurso en parte tiene orígenes europeos pero también autóctonos, porque ¿qué más autóctono que el deseo de ser libre? Se habla de la Revolución Francesa, y eso no se puede negar pero quisiera hacer hincapié en las experiencias locales. Lo que sucede en Nicaragua es que mujeres a nivel individual deciden que quieren ampliar sus experiencias, tener acceso a carreras universitarias y a nivel individual avanzan y eso ya es un precedente. A nivel colectivo con el nombre de feministas no se crea un movimiento hasta el siglo XX. Pero son importantes todos los pasos que se dan en el siglo XIX.

El movimiento feminista de esa primera ola tenía lazos con mujeres en otros países y en mi opinión no hay que verlo como injerencia extranjera, todas se comunicaban y viajaban y se conocían entre ellas. Estaba entre ellas Juanita Molina de Fromen.

¿Quién era ella?

Ella es un caso muy interesante. Trabajó con doña Josefa Toledo de Aguerri, fue delegada en la Comisión Interamericana de Mujeres y asesora en asuntos de educación para el gobierno nicaragüense. Se casó con un estadounidense, estudió en Nueva York, quedó embarazada y tuvo depresión postparto y parece que se suicidó, entonces el esposo, quien apoyaba mucho el movimiento feminista en Nicaragua, tuvo un hijo luego que se volvió a casar, hablé con el hijo y él no sabía nada sobre esto. Ella estaba en contra de los marines estadounidenses en Nicaragua y tenía mucho optimismo de los cambios que iban a haber en Nicaragua. Trabajó para el gobierno nicaragüense de marzo a agosto en 1930 para el gobierno de Moncada.

Debió haber sido muy difícil en esa época llegar a ese cargo

Ella debió ser muy excepcional y brillante, tenía una maestría en la Universidad de Columbia, en Nueva York y había acabado la mitad de los cursos para un doctorado en educación. Era bilingüe, había dado clases en Nueva York y cuando la invitó Moncada estaba súper entusiasmada y creo que en parte se decepcionó. En esa época las mujeres creían que se iba a aprobar el voto femenino y más bien con las elecciones supervisadas por los marines, ellos dijeron que no.

¿La primera ola de feminismo se unió solicitando el voto?

Tenían varias demandas, una era la cuestión del voto, esa era fundamental. Te mencioné a Josefa Toledo de Aguerri, a Juanita Molina, también estaba María Gámez, hija de José Dolores Gámez. Estamos hablando de la década de los 30, antes de los Somoza, y eso es importante porque en este época estas mujeres tenían tendencia liberal en general y es lógico por la postura que había tenido el Partido Liberal hasta ese momento, que en ciertas ocasiones habían dicho que apoyaban el voto.

La primera revista femenina salió en 1918, la Revista Femenina Ilustrada, y hay otra, La Mujer Nicaragüense, que sale en 1929.

¿Qué temáticas abordaban?

Volvemos a lo mismo, las demandas eran educación, mayores oportunidades, y aparte de eso el voto y en esos dos temas era fácil atraer apoyo, tanto de mujeres como de hombres. Luego habían otros temas un poco más delicados. En algún momento Josefa Toledo de Aguerri escribe que las mujeres deberían poder escoger cuándo deben ser madres, pero no explica qué significa eso. Ella tuvo sus hijos ya mayor, decir eso en esa época era bastante fuerte y supongo que a lo que se refería era simplemente a que no había necesidad de tener hijos si no se quiere.

Esos eran los dos temas fundamentales y también hablaban de cambiar las leyes sobre las violaciones, que pasaran a ser delitos públicos.

Hablaban de la violencia contra las mujeres, pero no eran los temas prioritarios. El otro tema era la intervención estadounidense, hacían comentarios pero no era los directos.

¿Cómo precedió el momento para que lograran el voto femenino?

De cierta manera fue un momento triste porque al llegar los Somoza al poder logran convertir estas demandas feministas en una realidad en la que el gobierno toma crédito.

Ya para 1955, que es cuando las mujeres pueden votar por primera vez, toda esa generación de mujeres feministas que lucharon por sus logros desaparece del imaginario nacional y de pronto parece que estos son logros que le brindaron los Somoza. Bajo una filosofía populista ellos tomaron crédito por todo. Crearon una versión alternativas de los hechos.

¿Qué pasa con ellas?

Para la década de los 40 surge una nueva generación de mujeres sufragistas, algunas usan la palabra feminista, otras no, pero todas son sufragistas. Es un movimiento más amplio pero también de cierta manera, y esto sucede siempre, mientras mas amplio, mas posibilidades de que no esté tan unido. Lo que sucede es que estas mujeres también traen sus afiliaciones partidarias.

Cuando se da el voto había múltiples opiniones, aun antes se da una doble militancia. Las mujeres militan en sus partidos pero también dentro de este movimiento sufragista y algunas veces feminista, y cuando se da el voto queda la incógnita de qué hacer y algunas se convierten en somocistas, si es que no lo eran antes.

Lo que queda es el movimiento de mujeres conservadoras, movimiento de mujeres somocistas, el ala femenina, pero había mujeres como Josefa Toledo de Aguerri que pensaban que debían seguir siendo independientes y hacer un partido de mujeres, pero claro, eso no se dio.

¿El somocismo las absorbió entonces?

Sí.

¿Y luego de ellas quiénes reivindican la lucha femenina?

Llegamos al 55, fijate que sería interesante saber cuántas de las bisabuelas, de las abuelas y de las mamás fueron sufragistas. El número de mujeres que en la década de los 40 firmaron solicitando el voto era bien grande y esa historia, aunque yo he contado parte de ella, queda mucho por contar. ¿Qué pasó con esas mujeres anónimas que apoyaron?

Bueno, se crean estos movimientos de mujeres ya con nombres, con organizaciones jerárquicas, representantes en todo el país y luego se convierte en algo muy complicado porque muchas mujeres somocistas siguen diciendo a nivel individual que son feministas. Yo en lo personal, como historiadora, para mi no existen feministas de derecha, especialmente en esa época. Es contradictorio.

Como el somocismo a muchas de ellas les abrió las puertas, por un lado era agradecimiento y por otro reconocimiento porque venían de familias liberales, eran leales al partido. La lealtad política era lo más importante.

Los somocistas querían que las mujeres jugaran un papel importante porque en esa época se estaba expandiendo el Estado, los hospitales, las escuelas, todo coincidió con ese momento histórico. Le dieron trabajo a las mujeres porque a las mujeres se les paga menos y eso se da en todos los países, es algo bastante común. Si alguien te dice que hay 10 carreras, podes apostar que en las que pagan menos mayoritariamente las ejercen las mujeres, claro en Nicaragua las cosas han cambiado un poco, pero en esa época así era. No permitían que las mujeres fueran médicos pero sí farmacéuticas.

¿Por qué?

Porque la idea era que podías tener una farmacia en tu casa y eso era más apropiado para una mujer.

¿En qué momento surgen las sucesoras de las sufragistas?

El voto se da en gran parte por la lucha de estas mujeres que llevaban décadas. Muchas de las mujeres conservadoras decidieron no votar porque se preguntaban: ¿para qué votar si van a ganar los Somoza?

Después viene la década de los 60, surge en Nicaragua el movimiento hippie, comienzan otros temas como el uso de la marihuana, de la minifalda, habían bares en Managua y ambientes nocturnos donde habían interés por más libertad sexual tanto para hombres como para mujeres. Todo eso coincide con la lucha armada.

Pero antes que sucediera eso, algunas mujeres somocistas influenciadas por feministas estadounidenses estaban hablando de la prostitución de manera muy diferente.

En la década de los 60 y 70 no se está hablando a nivel público de estos temas y por eso es que luego con la Revolución y la fundación de Amlae parece que es la primera vez que las mujeres están hablando de estos temas.

Todo el mundo sabe que se daban abortos. Por ejemplo: se hacían abortos en los hospitales en el tiempo de los Somoza, especialmente si tenías dinero el aborto no era problema, pero no habían manifestaciones en las calles. En la época de los Somoza había parejas gay que tenían lealtad política al régimen y sacaban certificados de matrimonio.

¿Podían tener un certificado de matrimonio?

Legalmente no, igual que el aborto, pero lo principal era la lealtad política. Por ejemplo, La Caimana decía que estaba casada con su esposa y tenía un certificado de matrimonio, ¿y cómo?, ¿y cómo no si los somocistas mandaban?

Lo que no se dio en esas dos décadas fueron demandas colectivas basadas en identidades politizadas. Eso no significa que no se estuvieran dando conversaciones a nivel individual.

¿Qué demandas plantea Amnlae?

Lo que pasa con Amnlae es que aunque surge como un movimiento de mujeres, es partidario. Decir que desde el comienzo fue abiertamente feminista, que tenía una agenda explícitamente feminista, no es así, pero eso no significa que a nivel personal las mujeres no fuesen feministas.

Cuando hice la investigación para mi libro que publiqué en 2011 sobre el movimiento de mujeres feministas antes de los Somoza, entrevisté a una señora mayor y me dijo (eso fue hace unos 15 años) que Nicaragua necesitaba un movimiento feminista pero refiriéndose al movimiento de la década de los 40, me sentí como en una máquina del tiempo, ¿cómo explicarle que ahora existe un movimiento feminista pero muy diferente?

Las mujeres sandinistas que fundan Amlae obviamente tenían una  visión bien amplia y aparte en esa época demostraron una gran valentía. Y eso es necesario subrayarlo, porque aunque el modelo fuera parecido al del ala femenina conservadora, pues era bastante diferente en el sentido que estaban arriesgando todo.

Si te pones a ver los periódicos de 1920, 1930, 1940 y luego los de la Revolución, y aun los del tiempo de los Somoza, te hablaban de la primera mujer piloto, la primera mujer que hizo esto, lo otro.

En la década de la Revolución fue igual: la primera mujer que hizo esto y decís: ¿pero si esto lo leí hace 50 años? Esa amnesia colectiva de alguna manera te da un propósito diferente. Si pensás que sos la primera te sentís como que tenés un papel histórico importante.

Parte de esa amnesia colectiva era como una necesidad política de rechazar a las mujeres somocistas. Hay que decir también que esa amnesia no fue a propósito, realmente se ignoraba la historia, pero había una necesidad de rechazar a las generaciones previas.

Hay que decir que ellas sentaron las bases para el feminismo actual.

No pregunté, ¿qué pasó con doña Josefa Toledo de Aguerri?

Se retiró mucho de la política. Su excusa era que estaba mayor y enferma, y aunque eso era cierto, también creo que hubo otros factores. No creo que haya estado satisfecha con las organizaciones de mujeres partidarias que llegaron a dominar después del voto. Su visión no era partidaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s